El oscuro pasado de Casey Affleck: los escándalos sexuales del ganador del Oscar

1,956

Antes de consagrarse Mejor Actor por su trabajo en el drama “Manchester by the sea”, Casey Affleck ostentaba el título de hermano-de-Ben. A la sombra de su archifamoso hermano mayor, Casey lleva una carrera de perfil mucho más bajo, pero no por eso exenta de escándalos.

Al momento de recibir su Oscar, buena parte de los asistentes no se mostraron especialmente eufóricos: Denzel Washington no movió un músculo cuando Affleck lo nombró como su gran maestro y Brie Larson tampoco se mostró feliz de tener que entregarle la estatuilla. Y no fue casualidad.

Años atrás, Casey Affleck se vio involucrado en un escándalo sexual que nunca se esclareció. En 2010, el reciente ganador del Óscar debutó como director en la cinta “I’m still here”, un falso documental que retrata el supuesto lanzamiento del actor Joaquin Phoenix como cantante de hip-hop. La película fue un fracaso de taquilla, pero el verdadero problema fue otro.

Dos denuncias de acoso físico y verbal contra Affleck lo pusieron en el centro del escándalo. Amanda White, productora de “I’m still here”, afirmó que el actor la humilló de mil maneras durante el rodaje.

White detalló a The Daily Beast que el actor llamaba “vacas” a las mujeres y que en una ocasión, Affleck le pidió a un técnico que se quitara los pantalones y le mostrara el miembro, pese a que ella se oponía. También le habría dicho que tenía que quedar embarazada, debido a su edad, y hasta le sugirió con quien podría acostarse para lograrlo.

Pero eso fue lo más leve. White explicó que una noche quiso volver a su habitación pero no pudo entrar porque Casey Affleck y Joaquin Phoenix estaban teniendo relaciones sexuales con dos mujeres. Vale agregar que por ese entonces, Affleck estaba casado con Summer Phoenix, hermana de Joaquin.

No, eso no es todo. Según Amanda White, la peor parte de la historia se dio cuando Casey Affleck quiso compartir la habitación con ella y, ante la negativa, el actor le comenzó a enviar mensajes de texto intimidatorios.

El testimonio de Magdalena Gorka, directora de fotografía de “I’m still here”, va en la misma dirección. La mujer acusó a Affleck y Phoenix de hacerle constantes insinuaciones sexuales. Gorka relató que una noche se despertó en su habitación y encontró a Casey Affleck en ropa interior acostado junto a ella, abrazándola, y con fuerte olor a alcohol.

Tras estos episodios, ambas mujeres demandaron al actor de “Manchester by the sea”. Primero lo hizo Amanda White por un millón de dólares y luego Magdalena Gorka, por 2.5 millones de dólares, quien además reclamó que Affleck se negaba a poner su nombre en los créditos del film.

¿Qué dijo Casey Affleck ante estas acusaciones? En una entrevista con la revista Variety se desligó del tema: “La gente dice lo que quiere. A veces no importa cómo respondas. Supongo que la gente piensa que si eres conocido, está perfectamente bien decir lo que quieras. No sé por qué. Pero no debería serlo, porque todo el mundo tiene familias y vidas.”

Una de las razones por las que el escándalo sexual de 2010 tiene aún hoy repercusiones es que el caso nunca fue investigado sino que Affleck llegó a un acuerdo económico con las dos denunciantes en lo que muchos interpretaron como la compra de su silencio.

Durante los meses previos a la entrega de los premios Oscar, el oscuro pasado de Casey Affleck volvió a ocupar los medios y muchos pusieron en duda que pudiera llevarse la estatuilla debido a las escandalosas acusaciones en su contra. Sin embargo, la Academia dejó de lado aquello y le concedió el Oscar. No hubo ovaciones ni sonrisas porque la polémica tapó el talento.

Otros casos similares

Hay quien señala que, sin embargo, la Academia es selectiva. El director afroamericano Nate Parker estrenó en 2016 una celebrada cinta sobre la esclavitud, “The Birth of a Nation”, que parecía firme candidata al Oscar. Pero los especialistas señalan que una acusación por abuso sexual (de la que fue absuelto) lo sacó de la carrera por la estatuilla.

Casey Affleck no es el primero en ganar un Oscar pese a tener sobre sí serias acusaciones por delitos sexuales. Roman Polanski y Woody Allen son dos de los cineastas que, pese a su indudable talento, han visto su carrera manchada por denuncias de abuso.

 

 

G

Comentarios

Dos Comentario