La peligrosa estafadora VIP chilena que apodan Scarlett Johansson: robó 4 millones de dólares

Violando medidas cautelares, la timadora de 34 años hacía valer su simpatía y belleza para embaucar a las víctimas, incluyendo a su cuñada.

A veces la realidad supera a la ficción. Y lo que podría ser un caso delictual común y corriente se transforma en un fenómeno porque el guión de la vida misma muchas veces es mejor que cualquier producción. Y en ese sentido el caso de la estafadora Carolina Andrea Leiva Leiva llamó la atención de la opinión pública y con peculiares alcances.

Y no es sólo por la cuantía de la defraudación que se le acusa, del orden de los 3 mil millones de pesos (4 millones de dólares aproximadamente) y por la que ya cayó detenida, sino porque también la prensa chilena considera que es la doble de Scarlett Johansson, la temida Viuda Negra de Los Vengadores, por su parecido físico y la frialdad para cometer sus actos.

La mujer chilena, de 34 años, que ya tuvo formalizaciones anteriores por estafa reiteradas, como delitos de obtención fraudulento de crédito, falsificación y uso de instrumento público y privado, estaba con arresto domiciliario total, de acuerdo a lo que indicó a Chilevisión la Fiscal de Delitos Económicos de Las Condes, Constanza Encina.

Sin embargo, eso no pareció importarle porque violando la medida cautelar, Carolina Leiva salía dispuesta a estafar a todo el mundo, ya que se hacía valer de su simpatía, encanto y supuesto parecido con la famosa actriz.

Seducir con su personalidad era su poder y su objetivo embaucar a los más distintos tipos de empresas, servicios y personas comunes, como un taxista que incluso la grabó saliendo de su hogar. A todos ellos los estafó sin remordimientos.

Además también para darle sustento a su vida VIP, también posaba en su cuenta de Instagram con conocidas figuras del medio nacional como Natalia Valdebenito y Begoña Basauri, a quienes no estafó, pero sí aprendió a usar sus dotes histriónicas, ya que también se hacía pasar por doctora y funcionaria pública.

Y si hasta ahí ya era propio de un acto delictivo mayor, la parte insólita es que una de las víctimas sería su propia cuñada, a la que la timadora profesional la estafó en 600 millones, y uno de los documentos usados en un delito contra una joyería sería un cheque sin fondo de su marido.

Tras meses de investigación y de acuerdo a lo que indicó en Chilevisión el comisario Carlos Worner, de la Brigada de Delitos Económicos, la suma ascendería a los 3 mil millones de pesos en estafas, lo que obligó a la jueza a dejarla en prisión preventiva por considerarla un peligro público para la sociedad.

Y ahora la doble de Scarlett Johansson tendrá que pasar un largo período en prisión, ya que según la Fiscal Encina podría alcanzar hasta los cinco años.

 

 

Comentarios