Dramaturga Paloma Amaya y su dura denuncia ‘secuestro y violencia’ contra actor Juan Pablo Miranda

Un crudo relato de violencia, acoso y secuestro dio a conocer la dramaturga e ilustradora chilena Paloma Amaya mediante una publicación realizada en su perfil de Facebook. Según relata, el actor la manipuló y la golpeó en reiteradas ocasiones, además de celarla y negarle ver a sus amigos.

“Antes que todo, quiero dejar en claro que esto no es sólo una denuncia pública de violencia de género de la cuál fui víctima. Si no que además es una denuncia en contra de las personas que estuvieron involucradas en el equipo de trabajo y a los cuales les pedí ayuda y todos, absolutamente todos me dieron la espalda”, es el comienzo de su denuncia.

Según estipuló en este escrito, el director de cine y televisión Rodrigo Susarte, la productora teatral Francisca Babul Guixé y la actriz y dramaturga Tiare Pino Ponce estarían involucrados en el asunto por encubrir a Miranda, a pesar de que la víctima envió un mail alertando sobre lo ocurrido.

Este hecho habría sucedido entre el 2010 y 2011 cuando participó en un proyecto llamado “American Jesus” que ganó el concurso Fondart. Amaya participó escribiendo parte de la obra, cuando comenzó una relación amorosa con Miranda.

Sin embargo, el punto culmine que la llevó a denunciar los sucesos de acoso y violencia que sufría por parte del actor, fue una noche en que él le pegó tres cachetadas y la agarró fuertemente del cuello, sumado a que cerró las puertas y ventanas de su departamento para que Paloma no pudiera salir del lugar.

“Se abalanzó sobre mí sujetándome del cuello, me dio tres fuertes cachetadas. Intenté huir y me tomó otra vez por el cuello y sin soltarme me tiró contra la cama mientras yo lloraba desesperada y gritaba por ayuda. Me soltó del cuello y me tapó la boca poniendo su otro puño a centímetros de mi nariz diciendo “querí que te de motivos para llorar?””, es parte de lo que relata la víctima.

Ante esto, intentó hacer una denuncia en Carabineros, sin embargo, no fue tomada en cuenta ya que los moretones de sus golpes no habrían sido “suficiente”.

Posterior a esto, al enterarse que su ex pareja y actor seguiría formando parte de la obra en donde debía interpretar un personaje, pidió ayuda a los involucrados en el proyecto para que los sacaran de él, enviando mails a todos quienes ella creyó que sería pertinente.

Pero a pesar de ello, solo recibió negativas y nadie la ayudó, ni siquiera Tiare Pino, a quien ella sindicó como su (ex) mejor amiga desde los once años.

 

 

CHV

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile