El antecedente que más preocupa a los chilenos presos en Malasia

Un ciudadano boliviano fue sentenciado por un tribunal de Malasia a la pena de muerte en la horca por haber intentado ingresar 450 gramos de cocaína a ese país. En estos momentos, la ejecución de Víctor Eduardo Parada, de 30 años, parece inevitable. Ni siquiera la intervención del Gobierno de Bolivia logró cambiar la condena. Este caso es el antecedente que más preocupa a la familia de los chilenos Felipe Osiadacz y Fernando Candia, de 27 y 30 años, presos en una cárcel malasia acusados de otro delito, pero con la misma pena amenazando su futuro.

Desde agosto de 2017 los dos amigos están detenidos en la cárcel de Sungai Buloh, Kuala Lumpur, capital de Malasia, con muy poco contacto con sus familias. Se los acusa del homicidio de un hombre malasio que, según el informe forense, “estaba bajo los efectos de diversos estupefacientes”. De acuerdo al relato de la familia de los chilenos, ese hombre siguió a Felipe y Fernando hasta el hostel donde se hospedaban, comenzó una pelea y murió por un paro cardíaco.

Los detenidos alegan que golpearon al desconocido en “defensa propia”. Pero el delito de homicidio en Malasia tiene como pena la muerte.

Los chilenos se conocieron en Nueva Zelanda y estaban de vacaciones cuando comenzó la pesadilla que están viviendo.

Pese a que todavía no se fijó la fecha para la ejecución del ciudadano boliviano, todo hace indicar que la sentencia se cumplirá. El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo en marzo que habían abierto “varias vías de soluciones” para impedirlo. “Hicimos varias gestiones, aunque respetamos la legislación interna de Malasia”, explicó en ese entonces Morales.

Malasia tiene uno de los códigos penales más duros del mundo, y castiga el asesinato con la pena de muerte.

En este sentido, el padre de uno de los implicados pidió ayuda al presidente de Chile, Sebastián Piñera. “Hasta el momento las cartas de apelación enviadas por la abogada han sido rechazadas. Comprenderá que es esencial contar con todo el apoyo que el Gobierno de Chile nos pueda brindar para evitar que mi hijo y su amigo sean condenados a la horca por un lamentable accidente. Ellos no tenían intención de matar a nadie”, aseguró el hombre.

 

T

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile