Un leopardo devora a un niño de tres años en un parque de Uganda

Las autoridades de Uganda han lanzado este lunes una operación para capturar al leopardo que el viernes pasado devoró a un niño de 3 años al que su cuidadora perdió de vista durante unos instantes en el Parque Nacional Queen Elizabeth, el destino de safaris más conocido del país y uno de los que tiene mayor biodiversidad del mundo.

Según ha explicado el portavoz del parque a East Africa Daily, Bashir Hangi, el niño estaba en un pabellón abierto en el Mweya Safai Lodge, sin vallas para protegerlo, y salió al exterior siguiendo a su niñera. “La mujer no vio que el niño le había seguido. Oyó los gritos pidiendo ayuda e intervino, pero ya era demasiado tarde: el leopardo había desaparecido [con el niño] en la maleza. Lanzamos la búsqueda y al día siguiente hallamos el cráneo del niño”.

“Hay una búsqueda en curso para capturar y matar al leopardo porque una vez que ha comido carne humana podría intentar comer a otro humano. Es peligroso”, ha añadido el portavoz.

El niño es hijo de Doreen Ayera, miembro de la Autoridad de Vida Salvaje de Uganda (UWA en sus siglas en inglés), que trabaja en el citado parque, uno de los de mayor población de depredadores de Uganda. Pese a ello, algunos miembros de la plantilla de la UWA, especialmente los guardabosques, viven dentro de los parques para proteger a los animales especialmente de la caza furtiva.

El Parque Nacional Queen Elizabeth es uno de los principales destinos turísticos del país, y garantizar la seguridad de los guardaparques y los turistas es una prioridad, ha dicho Hangi.

 

 

T

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile