Director histórico del festival de Viña: Padre de Luis Miguel le “daba cocaína” a los 14 años

La vida de Luis Miguel está rodeada de misterios e intrigas. Pocas personas han podido acceder a lo más íntimo del “Sol de América”. En Chile, Sergio Riesenberg, histórico ex director del Festival de Viña (1981-1990), asegura haber tenido ese privilegio durante los primeros shows del cantante en la Quinta Vergara.

Luis Miguel ha visitado cinco veces el Festival. Sus dos primeras presentaciones fueron en 1985 y 1986, con Riesenberg a cargo de la dirección televisiva del certamen. El cantante debutó en la Quinta con solo 14 años.

Sin embargo, a esa edad ya era un éxito de taquilla y fue un verdadero fenómeno, gatillando fervor entre las chilenas. La Chica del Bikini Azul fue uno de los éxitos con que conquistó al público en la Quinta en 1985.

Riesenberg fue quien lo recibió en Chile. Así lo afirmó en su visita a Bienvenidos este viernes, donde discutieron acerca de las imágenes captadas en Argentina de la supuesta mamá del mexicano vagando por las calles de Buenos Aires.

Marcela Basteri, su mamá, desapareció en 1986 en un caso sin resolver hasta el día de hoy. En tanto su padre, Luisito Rey, estaba a cargo de su carrera durante su visita al certamen viñamarino.

Sergio aprovechó el momento y desclasificó las conversaciones que tuvo con el astro mexicano durante su visita a Viña en los 80. El ex director de TV reveló detalles inéditos de lo que, supuestamente, le contó el cantante sobre su vida privada y comentó los abusos de su padre en medio de sus giras:

Sergio Riesenberg: “La historia que Luis Miguel me contó a mí, yo lo traje muchas veces a Chile, estuvimos en Viña juntos.

Tonka Tomicic: “¿Hablaste con él de esto (padres)?”

Riesenberg: “Muchas veces, pero lo hablé a solas comiendo en el hotel donde se alojaba. Su papá es hermano de una actriz llamada, no sé si vive, Rossana Podestà, que de Italia llega a Hollywood a hacer Elena de Troya. Ya famosa, Rossana Podestà, invita a su hermana italiana, que no le va bien en Hollywood, y se va a México, donde sí le va muy bien y donde hace una serie de telenovelas y de películas. Hay una película notable mexicana que se llama Sombra Verde que hizo con Ricardo Montalbán. Ella es la mamá de Luis Miguel.

“Ella conoce a Luisito Rey, un tipo que, de alguna manera, era protegido por la mafia mexicana. Y se dice, hay pruebas, que Luisito Rey no es el papá de Luis Miguel. Y al descubrir esto, este caballero, se enfurece y obliga a ‘Ariadna Vernet’, ese es el nombre artístico donde por lo menos se presentaba en México, a volver a su pueblo de Italia”

Tonka: “Momento, Sergio. ¿Eso te lo contó el mismo Luis Miguel en la intimidad?”

Riesenberg: “Eso me lo contó Luis Miguel. Ah, pero que no era el papá yo lo desprendí de la conversación con él”

Tonka: “¿Y qué pasa entonces con la mamá? Que la obligan a volver”

Riesenberg: “La obligan… Arranca a Italia, deja a Luis Miguel con su eventual padre, o quien aparecía en los registros como su padre, Luisito Rey, y Luisito Rey empieza a explotar a este niño. Luisito Rey era una mala persona. Yo estuve con él en el Hotel O’Higgins y vi cómo trataba a Luis Miguel”

Tonka: “¿Cómo lo trataba?”

Riesenberg: “No le pegaba, pero por Dios que le gritaba. Y a los 13, 14 años, la edad que yo lo traje, porque me lo habían ofrecido un año antes a Viña, pero yo lo encontré muy chico, le daba cocaína”

“¡Eso!”, grita el panel.

Polo Ramírez: “¿A esa edad?”

Riesenberg: “Lo digo responsablemente y a prueba de desmentido… Para estimularlo”

Tonka: “¿Antes de los show pasaba eso?”

Riesenberg: “Estábamos muy cerca en el Hotel O’Higgins. Entonces, yo escuchaba. Hay una discusión muy violenta entre Luisito Rey y Luis Miguel, y Luisito Rey deja de representar a su hijo. Y ahí entra en escena un personaje argentino que pertenecía a un grupo que se llamaba los TNT, que fueron bastante famosos, de apellido McClure. No me preguntes el nombre porque lo olvidé. Yo me olvido de los nombres de la gente mala. Y él manejo comercialmente a Luis Miguel por muchos años…”

Tonka: “¿Por qué dices ‘gente mala’? ¿Lo trataba mal?”

Riesenberg: “No lo trataba mal, pero a un niño de 14 años no puedes hacerlo trabajar en la forma que McClure hacía trabajar a Luis Miguel”

Tonka: “¿Cómo lo hacía trabajar?”

Riesenberg: “Demasiados conciertos, demasiados viajes. Una noche estábamos comiendo con Ana María, cuando estaba casado con ella, en el Sheraton los tres, y Luis Miguel me decía ‘Sergio, yo conozco supuestamente miles de países, he viajado casi por todo el mundo, pero la verdad es que conozco solo los hoteles y –voy a decirlo correctamente– las meretrices que me ponen en la pieza.

“La historia es tal como me la contó, tal como la vi y no tengo por qué no creerle”.

 

 

G

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile