Camila Nash reveló detalles desconocidos de su romance con Julio César Rodríguez y lo defendió de las críticas

El romance entre Camila Nash y Julio César Rodríguez se trasformó en el tema farandulero más comentado del pasado Festival de Viña. La aparición de la pareja en la Quinta Vergara, y los paparazzeos y fotos mostrando su amor en el bar Cinzano de Valparaíso, causaron gran expectación y fueron pauta obligatoria en los matinales.

Lo que más llamó la atención en los paneles televisivos fue la diferencia de edad entre ambos (17 años) y la fama de galán de Julio César. Por redes sociales también llovieron críticas al romance. Incluso, Laura Prieto, ex pareja del animador, también se refirió al tema. Primero lo hizo criticando a Nash y luego cedió deseándole lo mejor a la nueva pareja.

Camila fue abordada en un par de ocasiones, donde se defendió, le contestó a Laurita, pero no ahondó en su relación con Julio César, hasta ahora.

Este miércoles, en su visita al programa Glamorama, Nash habló por primera vez en extenso sobre su romance con el conductor de Primer Plano. Contó detalles inéditos y defendió con uñas y dientes a Rodríguez ante las críticas:

Camila Nash: “Fue complicado. Estuve medio escondida. Pero ya está”

César Barrera: “Hablemos del contexto. Con esa fotografías, ¿cómo está todo?”

Nash: “Esa foto es del Cinzano, en Valparaíso, después del Festival. Fue en Luis Fonsi. Yo no quise ir, porque estaba escondida. Me dijo ‘no importa, no vayas, pero termino, hasta cuando debo estar, te paso a buscar y nos vamos al Cinzano’”

Barrera: “Y ahí los grabaron cámaras…”

Nash: “No, esa foto al pidió él”

Barrera: “Pero en la interna…”

Nash: “No, eso fue en el (Pub) Hollywood. Fue cuando nos pillaron. Pero no, todo súper bien. Pero si, en un principio me escondí harto. La primera noche que fui al Festival, la verdad que no tenía o no quise tener la conciencia de lo que iba a generar toda esta cuestión. Y despierto al otro día, como a las 12, te juro, veo el celular, 100 WhatsApp, 100 llamadas perdidas, prendo la tele, amigos, no paraba de sonar la cuestión. Me asusté”

Barrera: “¿Cómo fue todo?”

Nash: “Instagram, todo en llamas”

Rachel Ronsenberger: “Y comentan cualquier cosa, no solo cosas lindas”

Barrera: “Pero Cami, ¿cómo empezó esta relación? Yo quiero saber, porque no sé todo el detalle. ¿Se conocían de antes?”

Nash: “En Chanco…”

Barrera: “Donde usted fue reina”

Nash: “Reina de Chanco poh”

Risas.

Barrera: “Estamos con una reina acá… Entonces, tú fuiste reina en Chanco”

Euge Lemos: “Espérate. ¿De qué fecha estamos hablando?”

Nash: “Febrero, de fines de febrero”

Lemos: “Fines de febrero”

Nash: “Una (semana) antes del Festival, creo. Y la cuestión es que es que cuando a mi amigo le gusta algo, va”

Lemos: “Ah, Julito”

Nash: “Y como que me empezó, pero muy sutilmente, cero jote como cargoso. Pero el último día, como que invitación a almorzar. Y yo como que estaba súper resistente como a conocerlo., como que tenía un montón de barrera. Es más, como que Julio es mi gran contradicción. Es que a mí me encantan las contradicciones, porque te abres a nuevas posibilidades en la vida. Como bacán decir ‘no’ a algo y después ‘sí’. Yo lo encuentro como crecer”

Barrera: “¿Crecer en qué sentido?”

Nash: “En que yo tenía mis creencias, mis tonteras, y decía ‘ay, este se las agarra a todas, obvio que conmigo jamás’. Y no de indignada, sino que de ‘no, este gallo es muy picaflor y todo, así que voy a ser la única que no lo voy a pescar’”

Barrera: “Siendo justo, esta imagen la tenías creada de la nada, porque no lo conocías”

Nash: “Los comentarios de la gente, qué se yo. Conozco a personas y decía ‘no, conmigo jamás’. Y aquí estoy poh”

Lemos: “Y en ese minuto, donde hay una cosa, te está buscando, ¿ahí tenías en la cabeza eso de ‘lo tengo prohibido’? ¿Se te juntaba ese pensamiento?”

Nash: “Sí, claro, porque de repente se ponía medio coquetón y decía ‘está loco’… Y al otro día nos teníamos que venir juntos de Chanco a Santiago, donde se dio harta conversa, harta cosa, y yo siempre enojada”

Lemos: “¿Cuánto tiempo hay de viaje a Santiago?”

Nash: “Como siete horas poh, galla. Conversaciones importantes hay ahí”

Lemos: “Pasó de todo”

Nash: “No, pero claro, sí, no sinceramos bastante”

Barrera: “Pero conociste otra faceta de él, supongo, porque lo viste no en la parada que anima, sino que conociste al Julio fuera de cámara”

Nash: “Claro, si poh. Un gallo bien agradable, fíjate”

Rachel: “¿Es muy caballero?”

Nash: “Muy. A veces me dicen ‘ay, ¿cómo es Julio César?’. Y yo pienso, y digo, ‘¿y cómo no?, si es un hombre encantador’. A veces dicen ‘ay, que se las agarra todas’. Pero en verdad, si los hombres siguieran un poco su ejemplo…”

Lemos: “También se las agarrarían a todas”

Nash: “Claro”

Rachel: “¿Tiene como amigos de su edad?”

Nash: “Sí, pero yo soy mucho más…”

Rachel: “Preséntame…”

Risas en el set.

Rachel: “Es que la verdad, yo encuentro que los mayores, bien”

Nash: “Ya saben, poh, ya saben. No sé poh, buen carácter”

Barrera: “No se enrolla por cosas”

Nash: “No, claro. Y buena onda. Lo estamos pasando súper bien”

Lemos: “¿Cómo es contigo? Esos gestos, las cosas lindas que tiene”

Nash: “Yo con él me siento súper protegida, ¿cachai?, desde como él se ha manejado con la prensa sobre nuestra relación, que en un principio era una relación bien liviana y bien de inicio. Él fue siempre súper protector conmigo, como que toda carta de confianza, siempre hablábamos las cosas, nunca me sorprendió con algo mala onda. Entonces, en varios sentidos, me siento súper protegida con él”

“Como que en un principio no lo pasé muy bien. No estaba tan acostumbrada a tanta prensa. Y de repente vino como esta batahola de juicios, de comentarios por andar con alguien mayor. Yo estaba acostumbrada a andar con chicos bien jóvenes. Entonces fue como complicado para todos, para la familia. Al final como que a todos les llega el golpe”

 

 

G

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile