Los millones de dólares e impresionantes detalles que no se sabían del mega cumpleaños de Farkas

Solo en el sonido de los nueve artistas internacionales que actuaron hasta la madrugada del domingo en el mega cumpleaños de Leonardo Farkas, el magnate gastó al menos 800 mil dólares. Es decir, más de 530 millones de pesos.

Lo contó él mismo en Primer Plano. “El puro sonido son 800 mil dólares, una cosa así”, declaró el millonario que agasajó a sus 266 convidados con todo pagado en el resort Boca Raton Resort & Club, a una hora al norte de Miami.

Solo en el sonido de los nueve artistas internacionales que actuaron hasta la madrugada del domingo en el mega cumpleaños de Leonardo Farkas, el magnate gastó al menos 800 mil dólares. Es decir, más de 530 millones de pesos.

Lo contó él mismo en Primer Plano. “El puro sonido son 800 mil dólares, una cosa así”, declaró el millonario que agasajó a sus 266 convidados con todo pagado en el resort Boca Raton Resort & Club, a una hora al norte de Miami.

Fue una bacanal que incluyó desde una fuente de agua de la histórica construcción convertida en fuente de bebida energética, hasta un show continuo producido nada menos que por uno de los cerebros detrás del último Súper Bowl, el espectáculo más visto en Estados Unidos.

“Nunca viví algo igual”, comentaba un integrante del grupo de invitados de la televisión, agotado tras el fetesjo que terminó a las diez de la mañana del domingo. Fueron 129 chilenos quienes viajaron en clase business -con pasajes que cuestan unos $ 2,2 millones-. En Miami fueron recibidos el viernes por vans tipo limusina con asientos especiales, bar abierto y ambiente de discoteca, para ser trasladados al hotel de la tradicional cadena Waldorf Astoria.

En Boca Raton se alojaron durante las dos noches en habitaciones de al menos 700 dólares por día, con vista a la bahía y servicio personalizado. Como Farkas es un confeso “detallista”, a cada uno les esperaba una tarjeta de saludo, una botella de champaña Dom Perignon, media docena de frutillas bañadas en el mejor chocolate, un plan de actividades como masajes de relajación y spa, y una limusina con chofer para cada grupo que deseara salir a pasear.

Para el festejo en conjunto de los 50 años suyos y los de su esposa, la heredera estadounidense Tina Friedman, Farkas arrendó gran parte del resort. La fiesta fue en un tremendo salón de unos 3 kilómetros de superficie, donde se instalaron los siete escenarios para los nueve artistas top y mesas rectangulares para los convidados. Al centro estaba la del cumpleañero y su mujer, con un dispositivo que la hacía girar en 360 grados, controlada por el anfitrión a través de un mando especial.

Para los invitados hubo mesas rectangulares y un mozo cada cinco personas, el cual memorizó de antemano nombres y gustos de los comensales asignados. La orden fue volver a llenar los vasos cada vez que estos alcanzaran los tres cuartos, con la selección de vinos, el agua mineral Evian y más champaña Dom Perignon del 2006 -a unos $ 180 mil la botella-.

Farkas es tan detallista, que se preocupó personalmente desde elegir los temas de cada artista que cantó, a de los vinos del maridaje -todos chilenos y uno dulce, del Niágara- y hasta las salsas. En el estelar de Chilevisión dijo que había probado siete tipos de salsa Bernaise en Chile, y el viernes, en Boca Raton, ya iba en la cuarta y todavía no encontraba una que le diese en el gusto.

El menú fue dividido en varias secciones para cubrir las 12 horas de fiesta, con más delicatessen entremedio de los principales. Hubo desde caviar Beluga, servido “en platos de hielo y cucharas de madre perla, porque o sino se rompe el caviar”, como detalló Fran García-Huidobro, una de las asistentes, junto a su pololo Manuel de Tezanos; a camarón jumbo, carne de wagyu -la real, la japonesa-, pescado y caldillo de congrio preparado según receta de un chef chileno.

Junto al salón principal se dispuso pequeños salones para todo: para guardar ropa, para fumar. Como se prohibió estrictamente ir con celulares -incluso se anunció que habría detectores de metales a la entrada-, hubo un espacio para hacer llamadas y otros para dejar los teléfonos personales, con asistentes especialmente asignados para atender llamadas de emergencia de doctores invitados, por ejemplo.

Además de las piezas para sus invitados y los salones del primer piso, Leonardo debió dar alojamientos a un centenar de personas que arribaron desde distintos puntos para la producción. También alojó a las comitivas de los artistas Earth, Wind & Fire, Kool & the Gang, Air Supply, Tito Puente Jr., Martha Wash, José Feliciano, Paul Anka y un tributo a Abba que se presenta en Las Vegas. Y a los animadores: Julio Iglesias Jr, hijo del famoso cantante español y hermano mayor de Enrique, y la dominicana Mariela Encarnación, la misma que fue jurado del último Festival de Viña.

Earth, Wind & Fire solicitó 36 habitaciones; Kool & the Gang pidió 37; Tito Puente Jr 13. En tanto, para la producción viajaron unos 17 profesionales desde lugares como Dallas o Las Vegas, según detalló el millonario en Primer Plano -. Farkas afirmó que él debió arrendar los instrumentos para todos los músicos, entre otros ítems.

 

 

 

G

Comentarios