Reino Unido expulsa a 23 diplomáticos rusos por el caso Skripal

Reino Unido ha decidido expulsar a 23 diplomáticos rusos y suspender todos los contactos bilaterales con Moscú por el caso Skripal, ha anunciado la primera ministra británica, Theresa May, ante el Parlamento. Los diplomáticos tienen una semana para abandonar el país.

Asimismo, el Reino Unido ha retirado una invitación al ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, para acudir a Londres.

May ha afirmado que Rusia es “culpable” del incidente con Skripal y ha tachado las acciones de Rusia en este caso de “uso ilegal de fuerza” para con el Reino Unido.

Asimismo, la primera ministra va a introducir enmiendas para endurecer las sanciones antirrusas.

Entre otras medidas, May ha anunciado que los altos funcionarios británicos y los miembros de la familia real no acudirán al Mundial de Rusia 2018.

“Cortar por completo el diálogo entre Rusia y el Reino Unido no está en los intereses nacionales del país, pero las relaciones no serán las mismas”, ha dicho May.

May ha comparecdio este miércoles ante el Parlamento sobre el caso del exagente de Inteligencia ruso Serguéi Skripal que, junto con su hija, fue envenenado el pasado 4 de marzo en la ciudad de Salisbury.

Este lunes May afirmó que era “muy probable que Rusia fuera responsable” del envenenamiento, que, según la primera ministra, se realizó utilizando “un agente neurotóxico de uso militar del tipo producido en Rusia”, y dio a Moscú un ultimátum de 36 horas exigiendo explicaciones. La jefa del Gobierno británico destacó que el ataque fue un acto directo del Estado ruso contra el Reino Unido o el Gobierno ruso permitió que este agente tóxico cayera en las manos equivocadas.

“Las amenazas no quedarán sin respuesta”
El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, respondió que Rusia no respondería al ultimátum hasta que no tuviera acceso a los materiales del caso.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Exteriores ruso advirtió en un comunicado que “cualquier amenaza de adopción de medidas sancionadoras en relación a Rusia no quedará sin respuesta”.

El portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, ha insistido este miércoles en que la postura rusa es bien conocida y consiste en que “Moscú no tuvo nada que ver con el incidente”. “Moscú no acepta acusaciones gratuitas y no basadas en pruebas y no acepta el lenguaje de los ultimátums”, ha subrayado el portavoz.

 

 

RT

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile