Vuelco total: Joven acusada de rayar una micro del Transantiago explica lo que realmente pasó

Durante los últimos días comenzó a hacerse viral una fotografía a través de Twitter en la que una usuaria denuncia a una joven que además de no pagar su pasaje en la micro, también aprovecha de rayar dicha máquina del Transantiago.

Según consigna Las Últimas Noticias (LUN), la estudiante de Sicología en la Universidad de Chile, Amaia Iriarte, relató que lo empezó a pasar como las pelotas cuando de pronto su papá la empieza a retar por WhatsApp por el supuesto hecho.

Durante los últimos días comenzó a hacerse viral una fotografía a través de Twitter en la que una usuaria denuncia a una joven que además de no pagar su pasaje en la micro, también aprovecha de rayar dicha máquina del Transantiago.

Según consigna Las Últimas Noticias (LUN), la estudiante de Sicología en la Universidad de Chile, Amaia Iriarte, relató que lo empezó a pasar como las pelotas cuando de repente su papá la empieza a retar por WhatsApp por el supuesto hecho.

“Hija, qué pasó, estos no son los valores que te enseñamos”, recuerda que le dijo su padre, sin ella aún entender el motivo de su llamado de atención.

Fue en ese momento que su papá le envía la famosa fotografía en la que aparecería rayando la micro.
:
Una usuaria de Twitter había denunciado lo sucedido escribiendo lo siguiente: “Paradero Vitacura. Suben estas dos niñas; no pagan y se ponen a rayar la micro. Inspectores @Transantiago nunca fiscalizan acá arriba”.

Pues bien, tras recibir la lluvia de críticas y cuestionamientos por su actuar, Amaia salió con todo a defenderse y aclarar lo que verdaderamente ocurrió.

En esa línea soltó que se subió a la 405 cerca de las 8:15 de la mañana. Reconoce que no pagó su pasaje porque no le funcionó el boleto de emergencia que pensó tendría. Añadió que lo único que hizo fue tratar de borrar un ofensivo rayado en contra de los inmigrantes.

“Efectivamente no pagué la micro. No tenía saldo y, por algún motivo que desconozco, no me funcionó el pasaje de emergencia. Pero mi amiga sí pagó”, juró.

Añadió que el escrito que intentó borrar “decía Váyanse de mi país, negros con sida . Me dio mucha lata lo que decía y le dije a mi amiga que si lo borraba. Así que ahí me senté en el suelo, saqué un plumón negro para dibujar que tenía y empecé a rayarlo encima. No pude hacerlo desaparecer completamente, por las letras rojas, pero se notaba menos lo que decía”.

“Nunca me di cuenta que me tomaban fotos y me olvidé del asunto hasta que me empezaron a llegar los mensajes de mi papá”, dijo.

En medio de la rabia, frustración y rabia, Amaia decidió encarar por Twitter a la persona que la acusó sin saber todo el contexto y le señaló que “prefiero eso a tener que aguantar mensajes xenófobos de gente idiota. Si quieren, voy a limpiar la micro, pero no pensaba dejar eso escrito…No debería darle explicaciones a usted, y usted no tiene el derecho de sacar y divulgar fotos de otras personas. Una última cosa: bien cobarde no decirme esto a la cara y andar publicándolo en las redes sociales”.

En conversación con LUN, la joven afirmó que la mujer “borró el mensaje y me bloqueó. Mi papá también le dijo que se disculpara conmigo y tampoco lo pescó. No fue una buena mañana para mí, pero después igual recibí hartos mensajes de apoyo”.

 

 

TC

Comentarios