Un repudio total recibió una madre argentina luego de que se viralizara un video en el que golpea a su pequeña hija porque la niña le escondió la tablet.

La abuela de la menor, cansada de los maltratos, denunció a Belén Arzola y finalmente la pequeña de tres años y otros dos niños de la mujer fueron separados de su progenitora para entregarles “protección y resguardo ante las amenazas y vulneración de sus derechos”, indica losandes.com.

La mujer desató su furia, otra vez, ahora en las redes sociales y en su cuenta de Facebook lanzó amenazas, justificó su agresión y a los pocos minutos se arrepintió y borró el posteo.

“Estos hijos de re mil putas que me escrachan por la peor madre del mundo que soy y nada que ver. Mi hija me escondió la tablet y ustedes ni saben lo que hizo”, dice parte del texto.

Arzola dice que no pueden opinar sin saber lo que pasaba y con un descaro toral recalca que “yo soy la madre y tengo derecho a mandar con mis hijas y ustedes no se tienen que ni meter siquiera, ni tampoco escracharme porque la cagada a palos se lo merecía”.

“No le pequé porque quería y ahora todos estos hijos de putas que están difundiendo el video los que están viralizándolo la van a pagar uno por uno hijos de putas”, remata.

 

PB

 

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile