Los hechos ocurrieron en la localidad de Teusaquillo, en Bogotá, el pasado 29 de diciembre. Ladrones se hicieron pasar por testigos de Jehová para entrar a un apartamento, drogar a su propietario y robarle sus pertenencias, según informan medios locales.

Los delincuentes, que todavía no han sido localizados, utilizaron una Biblia impregnada con escopolamina, una sustancia que anula la voluntad de las personas. Al cabo de unas horas encontraron al propietario tumbado en el suelo y el apartamento desvalijado. El hombre debió ir a un hospital por complicaciones de salud.

Recientemente se han incrementado este tipo de delitos en la capital colombiana. Otra de las prácticas que emplean los ladrones es hacerse pasar por alguien que está interesado en alquilar un apartamento, introduciéndose en el mismo para robar todos los objetos de valor.

RT

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile