Según el testimonio de sirios desplazados que vuelven a las zonas que han sido arrebatadas al control de los terroristas del Estado Islámico, la coalición internacional encabezada por Estados Unidos lleva “más de medio año” utilizando un campamento de refugiados en la gobernación de Hasaka para preparar grupos armados, informa un comunicado del Centro para la reconciliación de las partes en conflicto en Siria, que opera bajo el mando del Ministerio de Defensa Rusa, citado por TASS.

“Bajo la dirección de instructores estadounidenses de las fuerzas de operaciones especiales se están creando nuevas formaciones militares, denominadas como ‘Nuevo ejército sirio’, compuestos de diferentes grupos de milicianos”, afirman las fuentes del Centro, que está localizado en la base aérea rusa Jmeimim en Siria.

Los militares estadounidenses anunciaron que, tras someterse a un curso de preparación estas formaciones serán trasladadas al sur del país para luchar contra las fuerzas del Ejército sirio, según aseguran refugiados sirios, citados por el centro ruso.

El campamento de refugiados que estaría siendo usado con estos fines por la coalición internacional encabezada por Estados Unidos está ubicado a 20 kilómetros al noreste de la ciudad Yisr al-Shugur, en la Gobernación de Idlib, en el noroeste de Siria, indica el comunicado. Actualmente, contaría con alrededor de 750 milicianos, siendo 400 de ellos miembros del Estado Islámico, que “con el apoyo de EE.UU. salieron de Raqa sin obstáculos en una columna de automóviles organizada de en octubre de este año”, según los datos del Centro. Además, en este campamento también habrían entrado miembros del grupo terrorista Jabhat al Nusra (antiguo Frente Al Nusra).

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó este lunes desde la base aérea siria de Jmeimim la retirada de parte de las tropas rusas de la República Árabe. Al mismo tiempo, remarcó que si los terroristas levantan la cabeza nuevamente en Siria, se producirá un golpe sin precedentes contra ellos.

El mismo día el portavoz del Pentágono, Eric Pahon, afrimó que la retirada de las tropas rusas no “afecta a las prioridades de EE.UU. en Siria”, y que la coalición que lidera “continuará operando” en terreno sirio para “completar la derrota militar” del Estado Islámico y “estabilizar el territorio liberado”.

 

 

RT

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile