El lunes 15 de enero, es decir en un mes más, el papa Francisco recorrerá la Región Metropolitana en el marco de su visita de tres días a Chile.

Pudahuel, Providencia y Santiago son tres comunas en donde los vecinos podrán observar al Sumo Pontífice. Pero a la vez, son los lugares en donde el ingenio (o aprovechamiento) nacional salió a relucir ya que la actividad se convirtió en un foco comercial para los habitantes de las mencionadas zonas.

Esto, porque de acuerdo a El Mercurio, los dueños de viviendas por donde pasará Francisco comenzaron un llamativo negocio: arrendar sus balcones por $300 mil para que las personas puedan ver de mejor manera al Papa.

Rodrigo Rojas vive en la esquina de San Pablo con Brasil, por lo que espera alquilar el mencionado espacio de su hogar y recibir ese monto. “Alguna persona va a querer estar cerca cuando (el Papa) llegue a Chile, por lo que si me ofrecen más, mejor”, expresó el hombre de 43 años.

“Si se me presenta una oferta de alguien que quiera filmar o ver de forma directa, tengo una muy buena vista; entonces, lo aprovecharía”, sostuvo por su parte Alejandro Saavedra (39), agregando que la mencionada jornada “va a ser algo de locos, porque todos quieren ir súper lejos a ver al Papa, pero yo tengo el privilegio de que pase por afuera de mi casa”.

De acuerdo al matutino, el protocolo del Vaticano señala que el papamóvil debe avanzar a una velocidad de 40 kilómetros por hora, por ende las personas que opten por arrendar un balcón podrán ver de buena manera durante 18 segundos al Sumo Pontífice avanzar por las calles capitalinas.

 

 

PB

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Tabloide Chile