Los astronautas de la NASA que creían en las visitas de alienígenas a la Tierra

Los testimonios sobre objetos brillantes y fenómenos misteriosos en el cielo nocturno llevan años reviviendo el debate sobre la presencia de vida extraterrestre en nuestro planeta. Si bien el solo hecho de mencionar ovnis o platillos voladores tiende a relacionarse con los aficionados de las teorías conspirativas, lo que produce desconfianza sobre su veracidad, hay también otros personajes quienes afirman que existe la vida alienígena.

Algunos astronautas destacados de la NASA no solo creían que existía vida extraterrestre, sino que profundizaron aún más al asegurar que seres de otros planetas visitaron la tierra e hicieron contacto con humanos, menciona el diario ‘The Sun’.

Gordon Cooper

Fue uno de los siete astronautas que integraron el Programa Mercury, el programa espacial pionero de Estados Unidos llevado a cabo entre 1958 y 1963. Cooper afirmó haber visto un ovni en el cielo alemán en 1951, además dijo que contempló “platillos voladores” mientras espiaban en una base secreta de aviones estadounidenses, donde se realizaban pruebas experimentales de distintas aeronaves.

En un mensaje que envió a Naciones Unidas en el marco de un evento sobre ovnis celebrado en Nueva York en 1985, el astronauta de la NASA aseguró que “estos vehículos extraterrestres y su tripulación visitan este planeta y viajan desde otros planetas un poco más avanzados técnicamente que nosotros“.

Edgar Mitchell

Participó en la misión Apolo 14 y fue el sexto astronauta en pisar la Luna, El 5 de febrero de 1971 Edgar Mitchell permaneció durante nueve horas sobre la superficie lunar. Aunque nunca aseguró haber visto alienígenas, tenía pleno convencimiento de su existencia e incluso dijo que habían visitado nuestro planeta.

“Tengo el privilegio de saber que hemos sido visitados en este planeta y que el fenómeno ovni es real“, manifestó Mitchell en 2008 en un reportaje de la radio Kerrang. El astronauta afirmó que la existencia de vida extraterrestre “ha sido bien ocultada por todos nuestros gobiernos a lo largo de los últimos 60 años“, aunque, “poco a poco se ha filtrado y algunos hemos tenido el privilegio de recibir información al respecto”.

En uno de sus emails enviados al jefe de la campaña electoral de Hillary Clinton, el exastronauta de la NASA John Podesta señaló que el Vaticano sabe de la existencia de inteligencia extraterrestre y sugirió que la intensión de los alienígenas es ayudar a los humanos, pero temen por sus reacciones violentas.

Mitchell sostuvo que el enigmático caso Roswell, sobre la presunta caída de una nave extraterrestre en 1947 en Estados Unidos, fue un hecho real que el Gobierno estadounidense ocultó.

Deke Slayton

Otro astronauta integrante del Programa Mercury, Deke Slayton avistó en 1951 un ovni a unos 8 kilómetros de la ciudad de Hastings (Minesota, EE.UU.), durante un vuelo de prueba que realizaba en un caza F-51.

El 19 de diciembre de ese mismo año describió en su informe un “objeto blanco” que circulaba por el cielo a una altura aproximada de 3.000 metros. Inicialmente pensó que se trataba de un globo metereológico, pero cuando se acercó a aquel objeto extraño, observó que tenía forma de disco. “Intenté seguirlo, pero me dejó atrás y desapareció”.

Brian O’Leary

Aunque O’Leary realmente nunca estuvo en el espacio, perteneció al equipo de astronautas de la NASA que se preparó en los años 60 para integrar el Apollo Applications Program, un programa de vuelos espaciales tripulados que finalmente nunca se ejecutó.

Tras su retiro de la NASA, se convirtió en un distinguido profesor de física en la Universidad de Princeton (EE.UU.) y estaba convencido de la llegada de extraterrestres a la Tierra. Así pues, se hizo famoso por asegurar que “existe suficiente evidencia de que estamos siendo contactados“, de que “las civilizaciones nos han estado monitoreando durante mucho tiempo” y de que “su apariencia es extraña desde cualquier punto de vista materialista occidental tradicional”.

 

 

T

Comentarios