Se ha acostado con 10 mil hombres. Dice que no queda casi ninguno “bueno” por culpa de las mujeres

Se llama Gwyneth Montenegro y por mucho tiempo ha sido una escort profesional. A través de una extensa entrevista a Daily Mail Australia, la mujer confesó con cuántos hombres ha dormido y destacó el hecho de que si el sexo opuesto está “cada vez peor” es por culpa de las mujeres. Sus polémicas confesiones la han hecho viral rápidamente y esta es su alocada historia.

Es hora de que conozcas a Gwyneth Montenegro. A sus 39 años se ha acostado con 10 mil hombres y se siente orgullosa de ello.

Oriunda de Melbourne, la mujer se atrevió a confesarlo todo en una entrevista que ha dejado a muchas féminas un tanto enojadas e incómodas.

Gwyneth dijo que al entrar al mundo de las escorts jamás imaginó la acogida que tendría. Sus clientes, la gran mayoría hombres porque también le tocó compartir con mujeres, siempre la trataron con respeto. Esto la mantuvo firme en seguir trabajando de esta manera.

Algo que la australiana destacó es que si los hombres hoy en día son “peores” que antes… todo es culpa de las mujeres.

“No quiero ser arrogante ni culpar al feminismo, yo misma me considero feminista pero yo creo que hay cierta responsabilidad del comportamiento masculino en las mujeres. En como se comportan, en todo lo que demandan. Todas quieren ser tratadas como princesas y en este mundo eso no existe. Hay que equilibrar las cosas y no exagerar”.

Al mismo tiempo afirmó que, aunque el feminismo está abriendo nuevos conceptos de respeto e igualdad en las generaciones nuevas, algunas mujeres lo exageran. “Nuestro género siempre ha sido minimizado y es difícil hasta ahora, sin embargo, yo creo que todo parte con la comunicación”, afirmó.

También dejó en claro que las féminas son las que a veces se anteponen ante una mala situación y son las que no confían en el género opuesto.

“En mi experiencia, la gran mayoría de hombres que conozco no odian a las mujeres, las valoran y las aman“.

“Vivimos en una sociedad donde a los hombres les da miedo abrirnos la puerta o decirnos un bonito piropo porque podemos interpretarlo de la peor manera. Vivimos en un mundo donde es común que las mujeres siempre sean las víctimas de los abusos o maltrato”.

Ella concluyó diciendo que si queremos vivir con igualdad, todos debemos de actuar de manera justa, y no esperar ser tratados de forma más “delicada” por tener vagina.

“El feminismo está quebrado y hay que arreglarlo”, con estas palabras Gwyneth despidió la entrevista.

 

UPSOCL

Comentarios