Hombre descubre que es engañado por una imagen de Snapchat

Una fotografía enviada por una mujer a su marido, mientras esta se encontraba en un “viaje de negocios”, fue la causa del divorcio de esta pareja ya que quedó en evidencia que existía una infidelidad.

La mujer envió dos fotografías a su esposo por medio de la red social SnapChat. La primera mostraba a la mujer en ropa interior con la leyenda: “la habitación del hotel, me iré a dormir pronto”.

Mientras que la segunda fotografía tenía la leyenda “una más antes de ir a la cama”. Lo curioso fue que en esta, la mujer estaba de espaldas y sonreía a la cámara del celular pero en la parte inferior de la mesa del televisor había unas botas de caballero.

La mujer, además, no se percató de otros detalles, ya que anunciaba que se dormiría cuando era evidente la luz del día. La ironía del suceso provocó que la conversación cambiara de red social y desencadenara el final de una relación.

El reproche

Por medio de mensajes de WhatsApp, el engañado esposo, hizo dos preguntas válidas a su esposa. La primera fue: “¿Quién está contigo en la habitación del hotel?”. “¿De qué hablas? Puse la cámara con tiempo”, respondió.

Sin embargo, el hombre no se encontraba convencido y reprochó: “Deja de mentir, Chelsea. Sé que no estás sola en esa habitación”. “¡Sí lo estoy! Te lo juro amor, sabes que nunca te engañaría”, fue la respuesta.

La acalorada conversación llegó a su punto final cuando el hombre reclamó: “Entonces por qué hay unas botas de hombre en la segunda imagen. No puedo pasar por esto otra vez. Llamaré al abogado”.

La historia de infidelidad e imágenes fueron publicadas por el portal TheChive y demuestran que un detalle minúsculo puede ser un factor importante.

Comentarios