Rusia amenaza que derribará aviones de EE.UU. en Siria

El Ministerio de Defensa ruso, junto a sus fuerzas armadas, amenazaron ayer con derribar todo objetivo que vuele al oeste del Río Éufrates, incluidos los aviones de la coalición que lucha contra el ISIS y que está comandada por Estados Unidos.

El anuncio de Moscú fue interpretado como una represalia tras el derribo de un avión sirio por parte de otro estadounidense, el pasado domingo. Según declaró el Pentágono, la acción se justificó tras corroborarse que las fuerzas de Bashar al-Assad estaban bombardeando a los opositores, quienes son apoyados por Washington en la lucha contra el ISIS, al este de Siria.

Esta fue la primera vez que Estados Unidos derriba directamente a un avión de la milicia siria desde el inicio de la guerra civil en 2011. Según informa The New York Times, el ejército estadounidense justificó la medida bajo el derecho de defender a sus aliados sirios, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), a quienes Trump suministró unos 500 soldados de las fuerzas especiales para asesorar la estrategia militar con el ISIS. “La misión de la coalición (liderada por EE.UU.) es derrotar al ISIS en Irak y Siria”, dijo el comunicado oficial. “La Coalición no busca enfrentarse a Rusia, Siria o a las fuerzas aliadas a al-Assad, pero no dudará en defender a sus aliados o miembros de cualquier amenaza”.

Las FSD se hallan inmersas en una ofensiva para expulsar al ISIS de la localidad de Raqqa, bastión principal de los yihadistas en Siria, que también busca ser conquistado por las fuerzas leales al gobierno de Bashar al-Assad.

Además de la sorpresiva respuesta militar del Kremlin, Rusia confirmó la suspensión de la línea directa que mantiene con las fuerzas estadounidenses, que fue creada con el fin de coordinar acciones militares en contra del ISIS y, así, evitar colisiones o enfrentamientos en el espacio aéreo de Siria.

El Pentágono, por su parte, aseguró que se dedicará a restablecer la comunicación militar con Rusia, que ha sido vital para proteger a ambos países en el conflicto sirio.

“Trabajaremos diplomática y militarmente en las próximas horas para restablecer los mecanismos y reducir conflictividad”, afirmó el general Joe Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, en referencia al corte de la línea telefónica, la que conecta un oficial estadounidense desde una base militar en Qatar con su par ruso en Siria.

La suspensión de este canal, que ya fue interrumpido en abril tras el bombardeo de Estados Unidos a una base militar siria, podría aumentar de modo exponencial los riesgos para pilotos y fuerzas terrestres de ambos países.

Luego del anuncio de Moscú, la ONU se mostró preocupada ante el peligro que podrían desatar tales acciones. El portavoz del organismo, Stéphane Dujarric, dijo que estos nuevos hechos intensifican el riesgo de posibles “fallos de cálculo” y de una “escalada” del conflicto” donde estarían enfrentadas las potencias militares más fuertes del mundo, Rusia y Estados Unidos.

“Nosotros creemos que este riesgo aumenta cuando los esfuerzos para combatir al Daesh (ISIS) y otros grupos terroristas no se combinan con la búsqueda de una solución política completa al conflicto sirio”, dijo Dujarric.

 

 

C

Comentarios