Las 6 actrices más deseadas de los ’90 que Hollywood olvidó: ¿Qué ha sido de ellas?

Fueron la cara femenina del cine de los años ’90. Rompieron récords de taquilla y se convirtieron en las mujeres más deseadas y admiradas de su generación. A puro talento y belleza, ellas fueron las dueñas de una época, pero hoy poco se sabe de sus vidas. ¿Siguen trabajando? ¿Por qué ya casi no tenemos noticias de ellas? Entérate aquí en qué andan las actrices más recordadas de la década del ’90.

Michelle Pfeiffer

Tres veces nominada al Óscar, su estatus de diva sigue intacto. Pero, ¿cuándo fue la última vez que la vimos en la gran pantalla? El último trabajo de Michelle Pfeiffer como actriz se remonta a 2013, en “Malavita”, aunque hace aún más que no tiene un protagónico como en sus épocas doradas. En una reciente entrevista con la revista Interview, Pfeiffer explicó que su retiro, de algún modo, fue voluntario: “Empecé a seleccionar mucho dónde rodaba, durante cuánto tiempo tenía que alejarme, si encajaba o no con los horarios de mis hijos… Y me volví tan quisquillosa que ya era incontratable. Y después, ¡no lo sé! Simplemente pasó el tiempo.”

Para quienes amaron a la bella y talentosa actriz hay buenas noticias porque en 2017, a sus 59 años, este ícono de los ’90 volverá a deleitar a los espectadores con su presencia en la remake de “Asesinato en el Orient Express” y en “Mother!”, la próxima película de Darren Aronofsky, donde trabajará junto a Jennifer Lawrence, Javier Bardem y Ed Harris.

 

Melanie Griffith

Hija de la actriz Tippi Hedren, los ’80 y los ’90 fueron suyos, con el recordado rol de “Secretaria ejecutiva” (1988) a la cabeza. Pero de algún modo, su carrera fue menguando, hasta que solo supimos de ella por las revistas del corazón: Melanie, la esposa de Antonio Banderas. Y una nueva generación tal vez diga hoy: Melanie, la madre de Dakota Johnson.

¿Pero qué hay de ella en la pantalla grande? No mucho. Si bien se mantuvo activa con roles esporádicos en series y películas para televisión, el cine la ha tenido entre sus estrellas ausentes. Este año estrenará “Dabka” con Al Pacino. ¿Será un regreso triunfal?

 

Demi Moore

“Ghost” (1990), “Propuesta indecente” (1993) y “Striptease” (1996), ¿hace falta decir más? Demi Moore fue la fantasía sexual de los años 90. Pero desde 1998 solo sus roles en “Los Ángeles de Charlie: al límite” (2003) y “Mr. Brooks” (2007) lograron cierta repercusión.

Aunque a sus 54 años su nombre sigue apareciendo en los créditos de las películas, ya no ocupa el mismo lugar. “Stripstease” no logró el éxito esperado y parece que aquel fracaso hizo que Hollywood la deje de lado.

 

Sharon Stone

Dueña de un estilo, una belleza y un talento inconfundibles, a sus 59 años (igual que Pfeiffer y Griffith) Sharon Stone mantiene un lugar de privilegio en la memoria colectiva gracias a sus recordadas películas “Bajos instintos” (1992) y “Casino” (1995).

Sin embargo, ¿recuerdas cuándo fue la última vez que tuvo un protagónico en una cinta de gran repercusión? Quizás ya no busque eso. “Quiero actuar de la señora mayor y agradable en la que me he convertido. Es una de las cosas que me gustan de hacerme mayor, que ya no tengo que seguir siendo la chica sexy”, dijo años atrás. Lo cierto es que la actriz sigue activa participando en películas de menor presupuesto.

 

Meg Ryan

Enamoró a medio mundo desde las comedias románticas y se convirtió en la “novia de América”. “Cuando Harry conoció a Sally” (1988), “Sintonía de amor”(1993) y “Tienes un e-mail” (1998) son sus películas más recordadas. Pero hacia fines de la década, Meg Ryan hizo algo que le costó su carrera: engañó a su por entonces marido Dennis Quaid. ¿Estás diciendo que una infidelidad lo arruinó todo? Así es.

Desde aquel escándalo (y las comentadas cirugías estéticas, claro) , la actriz no pudo salir a flote y su trabajo se redujo a roles en películas menores. Meg Ryan tiene hoy 55 años.

 

Kim Basinger

1986. Nueve semanas y media. Suena la música… Kim Basinger tiene 63 años pero aún hoy se la recuerda por este mítico papel. Pero lo suyo no fue solo belleza: en 1997 su trabajo en “L.A. Confidential” le valió un Óscar.

Luego de casi una década sin trabajos de gran repercusión, la actriz volvió al ruedo a sus 63 años en la taquillera “Cincuenta sombras más oscuras”, como la mujer que le enseña a Christian Grey sus peculiares prácticas sexuales. La película fue destrozada por la crítica pero permitió ver a Basinger de nuevo en la pantalla grande.

 

 

 

G

 

Comentarios