10 chistes de adultos sin censura para contarlos en una reunión +18

El sexo y las relaciones siempre han sido un tema esquivo en todas las sociedades. A veces polémico, otras veces divertido, la picardía es un recurso muy utilizado en el humor, especialmente en los chistes.

¿Quién no se sabe o ha contado algún cuento subido de tono? Lo más probable es que la mayoría, por eso los humoristas siempre tienen una batería recargada de chistes para adultos.

Obviamente, no vamos a salirnos de los moldes editoriales, peró sí le vamos a agregar un poco de picante a tu rutina para que tengas algunos recursos y condimentos para alegrar una fiesta o una reunión entre amigos.

Mensaje urgente

Un hombre está viendo televisión, cuando de pronto lanza un grito desesperado: “Nooooo, no entres a esa iglesia, IMBÉCIL”.
La mujer que estaba en la cocina llega corriendo inmediatamente y le pregunta asustada: “¿Amor, qué pasa, qué estás viendo?”
“El video de nuestra boda”.

Divorcio y fidelidad

Una mujer le cuenta a su amiga que va a separarse de su marido.
Frente a tal situación la amiga le pregunta: “¿Cuál es el motivo por el cual quieres separarte?”
Y sin titubear, la mujer respondió: “Porque me trata como un a verdadero perro”
“Pero, ¿qué dices? ¿Te maltrata? ¿Te pega?”
“No, ¡Él quiere que le sea fiel toda la vida!”

Negocio familiar

Un policía detiene a una prostituta que intentaba trabajar en la calle
“¿Acaso no ha pensado señorita en lo que diría su madre si supiera lo que está haciendo acá en la calle?”
A lo que la mujer contestó: “Pegarme, sin duda, porque esta es su esquina”

Infiel pero honesta

Un marido llega tarde a su casa, cansado de tanto trabajar. Su esposa duerme. Él se sienta en la cama y deja sus zapatos en el piso. Justo ahí se da cuenta que hay un hombre escondido debajo de la cama.
“Pero, ¿qué está haciendo este tipo debajo de la cama?”
A lo que la mujer abre un ojo y contesta: “Debajo de la cama no sé, pero arriba de ella hace maravillas”.

Recién ca(z)ados

Una pareja festeja su boda y están listos para pasar su primera noche juntos. Cuando están en la cama, la mujer le dice “Amor, lo siento mucho, pero debo confesarte que no sé hacer nada de nada”.
El novio, todo canchero y con aires de superioridad, le responde: “No te preocupes mi amor, acuéstate y yo te voy guiando”.
Ella inmediatamente replica: “No, no, no. Si en la cama sé hacer de todo, lo que no sé hacer es planchar, cocinar y limpiar”

Amigo sin experiencia

Un amigo le pregunta a otro: “¿Tú siempre haces el amor con preservativo?”
“Sí, siempre lo hago con preservativo, pero a veces preferiría hacerlo con una mujer”

Mejor ni hablar

Un joven conoce a una chica en un bar y le pregunta: “¿En qué colegio estudiaste?”
La mujer contesta sin titubeos: “En el Sagrado Corazón del Cristo Redentor y la Santísima Inmaculada Concepción”.
A lo que el tipo se levanta inmediatamente y se va: “Entonces de hacer el amor antes del matrimonio, ni hablar”.

Cuestión de gravedad

Dos abuelitos están hablando de sexo sentados en una plaza, cuando uno le dice uno al otro “oye Juan, tú usas preservativo para hacer el amor?”. A lo que su interlocutor contesta enojado: “¿Cómo se te ocurre? las cosas ya no están para sumarle peso adicional”

Pregunta capciosa

Un hombre conversa animadamente con su mujer: “Te apuesto que no eres capaz de decirme algo que me ponga alegre y triste a la vez”. Inmediatamente la mujer responde: “Amor, de tu grupo de amigos, tú eres el mejor amante”.

Quejidos

Una pareja hace el amor, pero el hombre se detiene y le dice a su mujer: “Amor, me gustaría que cuando tuviéramos sexo, te quejaras un poco más”. A lo que la mujer responde, “bueno, si eso es lo que quieres. Los niños me vuelven loca, tu madre es insoportable, me carga que llegues tarde los viernes, no tengo ropa que ponerme, mis amigas son lo peor y no me gusta que le mires las piernas a la vecina”.

 

 

 

G

Comentarios