Conoce las pensiones que gozan los presos del penal Punta Peuco

Unas pensiones que algunos casos llegan a superar los 3 millones de pesos es lo que reciben los presos del penal Punta Peuco, informó La Tercera tras un requerimiento presentado bajo la Ley de Transparencia.

De acuerdo el matutino, el ex militar Juan Fernando Torres Silva lidera la lista de las mejores jubilaciones con un monto bruto de $3.254.850. La pensión del coronel (r) del Ejército comenzó a serle entregada a partir del 11 de noviembre de 1999. Vale decir que este interno debe cumplir una pena de una década por el homicidio del ex químico de la DINA, Eugenio Berríos, en 1991.

En tanto, el ex director de la Dirección de Inteligencia Nacional del Ejército (DINE), Eugenio Covarrubias Valenzuela, obtiene una pensión de $2.940.671 desde agosto de 1997. Este interno también fue condenado a 10 años y un día por el caso Berríos.

El ex brigadier del Ejército, Miguel Krassnoff, recibe una pensión de $2.489.658 desde 1999. Por su lado, Raúl Iturriaga Neumann posee una jubilación de $2.143.977 desde 1991.

Si se trata del ex jefe de la CNI, Álvaro Corbalán, se puede decir que recibe una pensión de $716.442.

De acuerdo a La Tercera, los montos son depositados por medio del BancoEstado a través de cuentas corrientes, Cuenta Rut o retiro por ventanilla.

Al ser consultado por la información, el abogado de hechos de torturas y asesinatos durante dictadura, Nelson Caucoto, manifestó que “el hecho de ser violador de derechos humanos no impide mantener la pensión. El tema va por otro lado: cómo este país no tiene en cuenta un sistema de degradación. Ellos debieran perder sus cargos, porque mientras más jerarquía ostentan, más pensión reciben”.

Añadió que no hay que quitarles dicha pensión, ya que “significa castigar a su familia, y la familia es distinta al sujeto. No se puede culpar a los cónyuges y sus hijos”.

A su vez, el abogado defensor de presos del penal, Raúl Meza, opinó que estas jubilaciones “es un derecho adquirido durante el tiempo que permanecieron en el Ejército en calidad de funcionarios públicos, cumpliendo al término de sus funciones con todos los requisitos que establece la ley (…), como cualquier ciudadano tienen derecho a cubrir sus necesidades básicas y especialmente las de sus familiares frente a la incapacidad de generar ingresos”.

 

 

TC/LT

Comentarios